-Todos sus recursos enfocados en la actividad principal: su negocio.

-Convertimos los gastos fijos en variables ya que sólo paga cuando utilice los servicios.

-Controlamos gastos logísticos: agrupamos los costes en una única factura.

-Simplificamos la gestión de pedidos.

-Disponemos de un control de stock eficaz.

-Liberamos recursos humanos.